4.7 (94.29%) 7 votes

Bienvenido a la web wiki-control-de-plagas.org. Aquí encontrarás información acerca de toda clase de controles de plagas.

Hablar de plagas es hacer referencia a todos aquellos tipos de organismos vivos capaces de producir considerables y visibles daños a la salud y existencia tanto de seres humanos, como de animales, vegetales, objetos y, en general, del medio ambiente. La existencia de plagas también causa efectos nocivos en la propiedad, los bienes y la economía de las personas.

Entre las plagas más comunes, destacan:

  • Microorganismos, como: ácaros, bacterias y hongos
  • Insectos, como: zancudos, pulgas, mosquitos, arañas, cucarachas
  • Animales, como: ratas, conejos, palomas.

El alcance de su acción puede ocasionar daños que van más allá de lo simple y reversible, pudiendo llegar a tener efectos tan nocivos como la muerte. De allí que de forma inmediata relacionemos a las plagas con el caos, la desolación y la destrucción.

No obstante, se han desarrollado métodos que permiten prevenir o atacar y exterminar la acción nociva de las plagas.

control de plagas

Control de plagas

Conocer los tipos de plagas con los que se trate, su origen y características, el alcance de los daños que pueda ocasionar, el ámbito que favorece su aparición y acción, nos permitirá adoptar las medidas necesarias para el exterminio de plagas.

Sin embargo, lo más adecuado sería tomar las previsiones y controles recomendados para prevenirlas y evitar su aparición.

Mucho se ha creado para el combate y control de plagas urbanas y rurales. Existen múltiples formas para prevenir, combatir o exterminar a esos grupos de organismos capaces de causar tanto daño a personas, animales, plantas…

Entre todo lo utilizado para el control de plagas, destacan:

  • Fumigaciones mediante el uso de productos químicos, como: insecticidas, pesticidas, fungicidas, venenos, entre otros, como por ejemplo la fumigación de ratas
  • Dispositivos y equipos, como: trampas y barreras.
  • Utilización de otros organismos vivos capaces de enfrentar y combatir las plagas.
  • Remedios caseros, que recurren al uso de hierbas y plantas, como la manzanilla, la menta, la albahaca, cáscaras de naranja, por citar algunas…

El control de plagas implica todo un conocimiento acerca de los diversos métodos, mecanismos y productos desarrollados para regular y/o atacar la acción nociva de ciertos organismos vivos. Esto sugiere estar alertas a todo cuanto indique la posible y potencial existencia de plagas y la disposición a tomar medidas para atacarlas.

Tipos de control de plagas

Podemos referirnos a tres tipos de control de plagas:

  • Control biológico: Se combate la plaga con la utilización de otros organismos vivos que la depredan y destruyen.
  • Control mecánico: Utiliza equipos, dispositivos o ingredientes que sirven de barrera entre plantas e insectos.
  • Control físico: Se hace uso de métodos caseros como trampas, insecticidas, carnadas, etc., a fin de atacar en forma directa a insectos y roedores

Precio del control de plagas

El precio de la aplicación de métodos para prevenir, controlar o exterminar una plaga, está determinado por la influencia que ejercen diversos factores en la definición de costos.

Entre esos factores, destacan los siguientes:

  • Tipo de plaga
  • Tamaño del área infectada
  • Tipo de tratamiento
  • Cantidad de tratamientos a aplicar

Control de plagas y enfermedades

Resulta importante manejar conocimientos acerca de los tipos de plagas, sus particularidades y factores que benefician su desarrollo, para determinar la forma más conveniente de atacarlas con éxito, obteniendo los mejores resultados con menores riesgos para la existencia de los cultivos.

Entre los métodos de control de plagas más comunes, destacan el control biológico y el control químico, ambos importantes, pero con diferencias entre sí.

Control químico de plagas

El control químico hace uso de sustancias nocivas (pesticidas), cuyos efectos resultan tóxicos tanto para las plagas como para otros organismos vivos que se encuentran alrededor. Sin embargo, gozan de un uso más generalizado por su acción inmediata.

Control biológico de plagas y enfermedades

Entre las formas de controlar plagas y enfermedades en las plantas, destaca el control biológico.

El control biológico hace uso de agentes naturales para destruir las plagas. Entre esos agentes destacan: Los microorganismos (bacterias, hongos y microbios); las sustancias de origen natural (plantas, vitaminas y hormonas vegetales); y los depredadores o parásitos.

No obstante, aún cuando posee amplias ventajas por actuar de forma natural, los efectos de su aplicación son observables a largo plazo, por lo que no se descarta la utilización del control químico.

El control biológico consiste, fundamentalmente, en hacer uso de organismos vivos capaces de funcionar como “depredadores” de las plagas. Esta forma de control actúa de manera natural, evitando los efectos nocivos que resultan de la aplicación del control químico que hace uso de agentes tóxicos o pesticidas.

Existes diversos métodos para el control biológico de las plagas, entre los cuales encontramos:

  • Método de Inoculación: en el que se introducen al cultivo ácaros o insectos capaces de controlar la plaga y exterminarla.
  • Método Clásico: mediante el cual se introduce un agente capaz de controlar y erradicar la plaga a largo plazo.
  • Método de Inundación: donde los agentes que se liberan encuentran y eliminan el objetivo antes de pasar a ser inactiva.
  • Método de Conservación: siendo una forma más preventiva, a través de la cual se modifican el ambiente o las prácticas existentes para proteger los cultivos.

Ventajas y desventajas del control biológico

Entre las ventajas, se puede señalar:

  • Es una forma natural que cumple, a la larga, con el control y erradicación de plagas.
  • Por ser natural, resulta más difícil que las plagas desarrollen resistencia (lo que sí puede suceder con la utilización de agentes químicos).
  • Previene los efectos nocivos que resultan del uso de pesticidas y otras sustancias químicas.

Entre las desventajas, podemos nombrar:

  • Requiere de personal especializado y de importante inversión económica.
  • Los agentes utilizados para el control son más susceptibles a los plaguicidas.
  • Los resultados no son inmediatos, como sí sucede con el uso de pesticidas.

Control biológico de insectos

El control biológico de insectos recurre a la utilización de parásitos (organismos que se alojan en su huésped y viven de él), depredadores (insectos que se alimentan exclusivamente de otros insectos) y agentes patógenos (microorganismos, como hongos y bacterias), en este caso llamados “enemigos naturales”, capaces de combatir las plagas y disminuir sus daños.

Mediante este control se evita o reduce la utilización de productos químicos, haciendo que sus efectos se produzcan a largo plazo.

Control de plagas en alimentos

Si hay un tema relacionado directamente con la salud, es el que se refiere al control de plagas en los lugares donde se producen, comercializan o almacenan alimentos.

Respecto a los alimentos, las plagas más comunes son las de ratas, ratones, moscas y cucarachas. La contaminación causada por la presencia de estos agentes, provoca serias enfermedades y afectaciones al organismo, pudiendo llegar a convertirse en un problema de salud pública.

La prevención es la principal medida para el control de este tipo de plagas. Prevenir significa practicar estrictas normas de limpieza, mantenerse alerta ante cualquier señal que indique la presencia de agentes patógenos y la aplicación periódica de métodos de control y erradicación de plagas.

Control de plagas agrícolas

El control de plagas agrícolas requiere, en primer lugar, de la prevención, a fin de evitar que las plantas y cultivos no sean atacados por insectos u otro tipo de plagas. El daño causado repercute directamente en la salud del medio ambiente, tanto por el daño físico, como por las enfermedades que se generan y propagan.

El problema se agrava por la movilidad de los productos agrícolas; la distribución de mercancías afectadas por plagas facilita la propagación de enfermedades entre las plantas, pudiendo, incluso, afectar la salud de quienes consumen esos productos.

Como medida para prevenir la propagación de plagas y enfermedades agrícolas, generalmente las plantas y los productos agrícolas son rociados con plaguicidas antes de ser movilizados.

Para los productores y para la industria agrícola resulta fundamental la prevención, el control y la erradicación de plagas, ya que de allí depende el éxito y la supervivencia del sector.

control de plagas en la industria alimentaria

Control de plagas urbanas

Las plagas urbanas afectan directamente la vida cotidiana de las ciudades, donde el ciudadano común se ve expuesto a convivir con fuentes de enfermedades y daño a su salud, sus bienes y al ambiente que lo circunda.

Los altos niveles de contaminación ambiental, la baja calidad de los servicios públicos y la sobrepoblación, propician la acción de insectos, roedores y agentes químicos causantes de enfermedades de rápida propagación.

El control de plagas urbanas repercute en la calidad de vida y el bienestar del colectivo, razón por la cual es imprescindible tomar medidas para combatir la incidencia de estas plagas.

La optimización de los servicios públicos, el mantenimiento de las infraestructuras, el diseño de planes y programas de control para reducir la exposición a agentes contaminantes y la eliminación de fuentes de propagación de enfermedades, se convierten en objetivos claves para el normal desenvolvimiento de la vida urbana.

Control de plagas y roedores

Combatir y controlar la plaga de roedores ha sido una constante que ha marcado el desenvolvimiento de la vida urbana y rural. Estos agentes son causantes de múltiples enfermedades de rápida propagación y de graves consecuencias, por lo que resulta imperativo combatirlos y erradicarlos.

Una vez que los roedores aparecen, resulta ardua la tarea de sacarlos. Estos agentes se multiplican rápidamente, favoreciendo el daño y la contaminación de alimentos, objetos, instalaciones, terrenos e infraestructuras.

Entre las formas para prevenir y combatir su aparición, se encuentra el mantenimiento de los ambientes que le sirven de refugio, tratando de preservar la limpieza y el orden, y evitando la acumulación de todo lo que a esta peligrosa plaga le resulta apetecible para sobrevivir. Una vez que se encuentra, hay que recurrir a la utilización de productos químicos para su exterminio.

Control de plagas

4.7 (94.29%) 7 votes